La hipertensión Arterial

Qué es la hipertensión arterial

La hipertensión arterial —como se llama al exceso de presión sanguínea— constituye un importante problema médico-social, puesto que una sexta parte de la población sufre de ella, y constituye una causa frecuente de deceso. Afortunadamente, hoy en día es posible combatirla y prevenir sus lamentables consecuencias mediante un tratamiento precoz.

Declaración de intenciones sobre presion-arterial.com

hipertensión arterial
Este blog está destinado a las mentes curiosas por documentarse sobre esta enfermedad y comprender su mecanismo. Se esfuerza en definir con palabras sencillas los principales elementos que determinan la circulación de la sangre. Consagra un recuerdo histórico a los descubrimientos que jalonan la evolución de las concepciones en este campo. Describe luego las manifestaciones de la hipertensión arterial, sus complicaciones más graves, sus presuntas causas y las posibilidades de combatirla por medio de diversos medicamentos. Finalmente, se insiste en la necesidad de mejorar el diagnóstico de la hipertensión, la información al público y la calidad de las relaciones entre el enfermo y su médico.

Este blog no es el Pequeño Manual del Hipertenso modelo, ni una extensión del Larousse médico. No permitirá a ningún enfermo tratarse a sí mismo sin recurrir a su médico. Está destinada a las mentes curiosas por documentarse sobre un problema de salud aún mal conocido, y se esfuerza en situar a éste dentro de su contexto histórico, científico y médico-social.

Puesto que se trata de un trabajo de divulgación, se intenta escribir en un lenguaje sencillo, que evite los términos técnicos, o al menos los defina cuando resulten indispensables. Así, se prefiere escribir: “el cirujano extirpa un tumor” antes que “procede a la exéresis de una neoplasia”. Los términos técnicos médicos son casi todos derivados del griego, y son inteligibles tan sólo para los helenistas o para aquellos que, sin comprender el griego, han aprendido el sentido de esas palabras. El desarrollo de este idioma —que pretendía ser una lengua secreta, estuvo motivado por el legítimo derecho de ocultarle al enfermo la gravedad de su estado.

sintomas de presion alta

Obra de divulgación no significa necesariamente deformación de los hechos científicos. Nos se afirma nada que no pueda ser sostenido por los trabajos de investigadores competentes o no sea para cualquier médico una verdad de experiencia cotidiana. La medicina no ocupa una situación privilegiada entre las actividades de la mente humana, y los grandes problemas científicos consiguen raramente la unanimidad de los investigadores en el momento en que se plantean. Pertenece a cada cual el juzgar del modo más acorde posible con su conciencia y sobre la base de los documentos a los cuales puede tener acceso y que sus investigaciones personales tal vez hayan contribuido a enriquecer. Hay que saber resistir a una tentación que es al mismo tiempo un escollo: alinearse sin espíritu crítico con la opinión de la mayoría, y no remar jamás contra corriente. Es curioso que, en nuestra época de contestación permanente, el “replanteamiento’’ no conduzca la mayor parte de las veces más que a reemplazar un conformismo por otro,
ya se trate de política, de arte o de literatura. La medicina no constituye una excepción: Esculapio se lleva bien con los rinocerontes de Eugéne Ionesco.

La ciencia de Hipócrates está evidentemente superada a la hora actual, pero su filosofía y su concepción de la medicina siguen siendo sorprendentemente válidas: “La medicina tiene dos objetivos, curar el mal y no hacer nada que perjudique; en nuestro arte se reúnen tres elementos: la enfermedad, el enfermo y el médico; el médico se opone a la enfermedad, y el enfermo debe colaborar con el médico” (De las Epidemias, libro 1, 23). Sin embargo, el único medio de obtener la colaboración del enfermo es informarle, instruirle, explicarle lo que tiene y lo que se le va a hacer. Ya no existen los tiempos en los que Sganarelle y el doctor Knock podían permitirse el abusar de la ignorancia y la credulidad de sus pacientes. Si existe un solo campo en el que la participación no es ni una apuesta ni un señuelo, este es la medicina.

Definición de hipertensión arterial

Lo que llamamos Hipertensión arterial es un exceso de presión sanguínea (o tensión) en el interior de las arterias. No se puede comprender su esencia sin estudiar los elementos que gobiernan la presión en el hombre normal. Esta presión es engendrada por el trabajo del corazón, puesto que, cuando el corazón deja de latir, la presión cae a cero. Pero como la sangre circula por un sistema cerrado, la intensidad de la presión depende también del calibre de los vasos sanguíneos. Un exceso de presión es pues el resultado de un desequilibrio, de un desacuerdo entre la acción del corazón y el estado de las arterias. Es por ello por lo que conviene estudiar el funcionamiento del corazón y las particularidades de la circulación de la sangre antes de hacer cualquier consideración sobre los orígenes de la hipertensión y sus posibilidades de tratamiento.

Estas son las razones que han dictado el plan de esta obra. Empieza con una descripción del corazón y de la circulación, sin la cual el contenido de varios capítulos apenas sería inteligible. El lector no tiene que desanimarse si la exposición de estos fenómenos le parece un poco árida. El capítulo segundo es un repaso histórico de más fácil lectura. El tercero es la descripción de los dispositivos que pone en funcionamiento el cuerpo de un hombre en buen estado de salud para evitar que la presión se aparte demasiado de sus valores habituales. Estos conocimientos son necesarios para la comprensión del mecanismo de la hipertensión.

Familiarizado así con los engranajes del sistema circulatorio, podrá abordar sin esfuerzo los problemas que constituyen el objeto principal de este libro: las diferentes formas de hipertensión, en particular la hipertensión esencial; su frecuencia, sus manifestaciones; sus causas seguras o supuestas; sus complicaciones, su tratamiento. Un último capítulo insiste en la necesidad de mejorar el diagnóstico precoz de la hipertensión, la información al público, y la calidad de las relaciones entre el hiper- tenso y su médico.

tension arterial

Contenido de hipertensión arterial

A continuación se muestran los diferentes capítulos, los cuales irán conformando todo el contenido del blog.

Capitulo I

Descripción del corazón y de la circulación de la sangre

Capitulo II

El descubrimiento de la circulación y la noción de hipertensión arterial

Capitulo II

La regulación de la tensión arterial

Capitulo VI

La hipertensión arterial

Capitulo V

Las hipertensiones secundarias

Capitulo VI

La hipertensión llamada esencial

Capitulo VII

Las complicaciones de la hipertensión esencial

Capitulo VIII

El tratamiento de la hipertensión y sus resultados

Capitulo IX

El diagnostico de la hipertensión, la información del público y del cuerpo médico